Retribución socios trabajadores y administrador

11 de Julio de 2016

Encuadre de los socios y / o trabajadores y administradores, con respecto a la cotización en la Seguridad Social, y sus obligaciones tributarias.


Encargo del cliente

Una sociedad limitada nos solicita una auditoría interna sobre el encuadre de los socios y / o trabajadores y administradores, con respecto a la cotización en la Seguridad Social, y las obligaciones tributarias de cada uno de ellos.


La sociedad está formada por 4 socios con los cargos y encuadres siguientes:


Socio

Participación Capital

Trabajador

Administrador

Socio 1

51%

Si

Si

Socio 2

33%

Si

No

Socio 3

10%

Si

No

Socio 4

6%

Si

No


Los estatutos de la constitución especificaban que la retribución del administrador era gratuita.


Planteamiento de Bàsic Grup


Ante este encargo hay que tener presente los siguientes aspectos:

  • ¿Qué dice el artículo de los estatutos de la sociedad sobre la retribución del administrador?
  • ¿En qué régimen está enmarcado el administrador? ¿Y los socios trabajadores?
  • En cuanto al IVA, ¿cuál es el tratamiento en cada caso?


Empezamos con el primer punto. Lo que se aconseja en estos casos es modificar el artículo de los estatutos donde establece la gratuidad del cargo del administrador.


El criterio de hacienda en estos casos es establecer como liberalidad la retribución del socio cuando éste es trabajador y administrador. El artículo 15 de la nueva ley del Impuesto sobre sociedad establece que las liberalidades no son deducibles, y por tanto, las consecuencias pueden ser terribles.


Por todo ello, lo primero que hay que hacer es modificar el estatuto de la constitución y establecer la retribución del administrador. La retribución como administrador se considera rendimiento del trabajo con una retención del 35%. En caso de que la sociedad facturara menos de 100.000 euros entonces, la retención sería del 19%. No es el caso que nos ocupa.


Una vez hecho el cambio del estatuto se hace un estudio de cada uno de los socios. A continuación se detalla el cuadro comparativo sobre la cotización a la Seguridad Social:


Socio

Participación Capital

Situación Actual

Situación recomendable

Socio 1

51%

Régimen autónomos

Régimen autónomos

Socio 2

33%

Régimen autónomos

Régimen autónomos

Socio 3

10%

Régimen autónomos

Régimen general

Socio 4

6%

Régimen autónomos

Régimen general


Todos los socios, independientemente del grado de participación en el capital, están cotizando en el régimen de autónomos. Por tanto, en el caso del socio 3 y 4 deberían enmarcarse en el régimen general y pasar la retribución como rendimiento de trabajo, confeccionar nómina y hacer la retención según escala.


En el caso del socio 1 la retribución debería diferenciar entre rendimientos de trabajo, en cuanto las tareas como administrador, y rendimiento de la actividad económica, sobre las tareas fuera del ámbito del cargo como administrador, con una retención del 15%.


La retribución del socio 2 también será considerada como rendimiento de actividad económica con una retención del 15%.


El tercer aspecto a tener en cuenta es saber qué implicación tiene el IVA en aquellas retribuciones que se consideran rendimientos de actividad profesional. En este caso concreto, nos referimos al socio 1 y 2.


La ley 26/2014 dio nueva redacción al artículo 27 de la Ley del IRPF donde limitaba el concepto de actividad económica en relación con los rendimientos obtenidos por los socios de una sociedad. El mismo artículo 27.1 definía de manera imperativa, que se considera rendimiento de actividad profesional:


  • Rendimientos que provengan de una entidad de la que se sea socio.
  • Aquellos que deriven de realizar actividades profesionales, que son las recogidas en la sección segunda del IAE.
  • Que el socio perceptor esté incluido en el régimen de autónomos.


Por otro lado, el 10 de febrero de 2015 la AEAT emitió una nota aclaratoria sobre el impacto de estos rendimientos a efectos de IVA.


La misma nota no era muy categórica y da muchas posibilidades de interpretación. Sin embargo, lo que termina definiendo si está sujeto o exento de IVA es la dependencia y la ajenidad.


En el caso concreto que nos ocupa, y analizando la situación particular se llega a la conclusión de que el socio 1 y 2, tienen la retribución como rendimiento de actividad económica, pero no se aplica IVA por lo siguiente:


  • Existe dependencia, ya que todos los socios están bajo un horario laboral y deben asistir al centro de trabajo.
  • Cada puesto de trabajo está integrado en el organigrama de la sociedad.
  • Existe ajenidad, ya que los proyectos y las decisiones se toman a partir de un trabajo en equipo y de una dirección formada por diferentes departamentos.
  • El cálculo de la retribución está relacionado con unos criterios de proporcionalidad con la actividad, sin el riesgo y sin el lucro especial que caracteriza la actividad empresarial.


Por todo ello, la estructura final sería la siguiente:


Socio

Participación Capital

Seguridad Social

Concepto Retribución

Retribución

Factura / Nómina

Retención

Iva

Socio 1

51%

Régimen Autónomos

Socio Trabajador

Rendimiento Actividad Económica

Factura

15%

No

Socioˑ1

51%

Régimen Autónomos

Administrador

Rendimiento trabajo

Nómina

37%

No

Socio 2

33%

Régimen Autónomos

Socio Trabajador

Rendimiento Actividad Económica

Factura

15%

No

Socio 3

10%

Régimen General

Socio Trabajador

Rendimiento trabajo

Nómina

Escala

No

Socio 4

6%

Régimen General

Socio Trabajador

Rendimiento trabajo

Nómina

Escala

No


Aplicación normativa


  • Artículo 27.1 de la Leve del IRPF.
  • Artículo 15.e) del Ley del Impuesto sobre Sociedad.
  • Artículo 97 de la Ley General de Seguridad Social.
  • Nota aclaratoria emitida por la AEAT el 10 de febrero de 2015.